Abandonos, lo lisiado en nosotros

El abandono no es un hecho tan dramático en si; no es más que un día que por algún motivo no se vuelve más a aquel lugar. Todo queda intacto. Y el tiempo con gran delicadeza descorcha su superficie. Pero un lugar abandonado tiene un gran impacto en nosotros, es el lugar fuera de nuestro control, lo indeseable, pero también contradictoriamente un lugar de libertad y suspensión. Estas son fotografías principalmente de lugares de trabajo o de servicios para el trabajador y de tránsito para llegar a ello.

 

 

Deja un comentario